26 de febrero de 2014

Un águila romana en Londinium

RECIENTEMENTE (octubre de 2013) se ha hallado en la City londinense un águila romana de piedra caliza en perfectas condiciones. Una escultura extraordinaria de 66 cm de altura, que data del s. I o II. El águila agarra en el pico una serpiente, simbolizando el bien que vence al mal. El lugar en el que se encontró enterrada, el centro financiero de Londres (Londinium), se sabe que fue un cementerio romano. En la figura, que ha perdido la pintura que la recubría, se aprecia la lengua bífida de la serpiente y el plumaje del ave. Se trata, en definitiva, de una de las mejores esculturas romanas localizadas en el Reino Unido.

El mimo dispensado a la cultura clásica...

El primer romano que decidió poner pie en Britania fue César (55 a. C.), después de haber conquistado la Galia, aunque no se adentró en el país para verlo por sí mismo. No obstante, sabía que los britanos frumenta non serunt, sed lacte et carne vivunt pellibusque sunt vestiti 'no siembran trigo, sino que viven de la leche y la carne y se visten con pieles' (BG V 14). Aquella expedición fue sólo de reconocimiento. Los soldados de César desembarcaron en Cantium (Kent), con el signífero de la X legión a la cabeza. Pero los barcos sufrieron graves daños por las tormentas y la pleamar y César mandó retirar sus tropas. Volvió al año siguiente con 800 barcos, cinco legiones y 2000 jinetes. Cruzó el río Tamesa (Támesis) para atacar a Casivelauno, el rey más poderoso del sur, al que derrotó.

En 43, el emperador Claudio, ansioso por obtener un triunfo para su prestigio personal, mandó a Britania, bajo las órdenes de Aulo Plancio, cuatro legiones (la II, la IX, la XIV y la XX) más tropas auxiliares: un total de 40.000 hombres. Y en torno a Camulodunum (Colchester) consiguió una especie de provincia guarnicionada por la XX legión. Por estas fechas se fundó Londinium, que se convirtió en la capital de la provincia y fue teniendo foro, basílica y anfiteatro, pero sin alcanzar el esplendor de las grandes ciudades del Imperio romano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario